La laparoscopía es una técnica de endoscopía que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con la ayuda de un lente óptico. A través de una fibra óptica por un lado se transmite la luz para iluminar la cavidad, mientras que se observan las imágenes del interior con una cámara conectada al mismo lente.
El laparoscopio les permite a nuestros médicos llevar a cabo cirugías menores y complejas con unas pocas incisiones pequeñas en el abdomen. Esta técnica se conoce como cirugía asistida por laparoscopía. La laparoscopía también se puede hacer para diagnosticar una afección.

Entre las cirugías que realizamos con método laparoscópico podrás encontrar:

Laparoscopía exploratoria:

Este procedimiento detecta afecciones susceptibles de cirugía antirreflujo, cirugía antirreflujo en niños, apendicectomía, colecistectomía laparoscópica, laparoscopía ginecológica, histerectomía, reparación de hernia inguinal, cerclaje gástrico laparoscópico, laparoscopía pélvica, prostatectomía radical, extirpación del bazo, ligadura de trompas.

Se lleva a cabo frecuentemente con propósitos de diagnóstico para visualizar el abdomen después de un trauma abdominal y en casos de enfermedad abdominal.

Histeroscopía:

La histeroscopia es un procedimiento clínico que le permite a un ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopía. Este procedimiento puede realizarse con fines de diagnóstico o para tratamientos de patologías intrauterinas y como método de intervención quirúrgicos. Es un procedimiento quirúrgico endoscópico que permite acceder a la cavidad uterina para evaluarla o intervenirla quirúrgicamente.

Laparoscopía de Vesícula: 

Esta técnica adaptada para la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar (colecistectomía laparoscópica) apéndice (apendicectomía laparoscópica).Una nueva forma de remover la vesícula biliar se llama colecistectomía laparoscópica.